-->

Últimos artículos de este Blog

¿Preguntas sobre Estándares de Información Financiera? Busca en Globaliconta usando Google ¿No lo encuentra? Pregúntele a Hernan Rodriguez
!!Muy pronto!! Asesorías para cursos de entrenamientos para certificación de competencias IFRS-US GAAP cel 301 707 7787

Encuentra un trabajo

Ofertas de empleo - Opcionempleo
-De interés especial-
Modulos Educativos IFRS-SME
2010/01/20

La Fundación IASC ha desarrollado 35 módulos de formación - uno para cada sección de las IFRS(NIIF) para las SME(PYME). Los módulos se pueden bajar sin costo alguno del sitio de la IASB. Descargar Material

Comparacion IFRS - SME y U.S. GAAP en formato Wiki
2010/01/20

El propósito de este Wiki es proporcionar una comparación completa y detallada de de Información Financiera para Pequeñas y Medianas Entidades ( IFRS SME;) de la IASB con los requisitos correspondientes de los principios contables generalmente aceptados Estados Unidos ( U.S GAAP). Visitar sitio

lunes, 7 de marzo de 2011

¿Y qué hacemos para la competitividad de la revisoría fiscal y los demás servicios de aseguramiento? ¿Convergemos hacia las mejores prácticas de aceptación mundial?

Las actividades de la profesión contable son minimizadas por una clase dirigente con la frase “llevar los libros”, por unos líderes de la profesión contable que envilecen la actividad “ tira lápiz” y por unos programas de contaduría que menosprecian la técnica contable y se autoerigen como “científicos”, “investigadores” e “intelectuales” de la contaduría pública. Que tal lo de “revise, revise y si encuentra algo malo que estamos haciendo dígalo para corregir, para eso se le paga” 

Más grave aún es que en el imaginario colectivo todavía persiste la imagen del Contador Público para la organización, revisión y control de contabilidades y que cuando actúa como auditor debe comprobar que: 

  • La transacción o el evento están reflejados en unos documentos en papel, que estos están debidamente firmados por personas autorizadas para aprobarlos y reúnen requisitos legales. 
  • A partir de este testimonio documental se preparó un registro contable en doble partida siguiendo las instrucciones de un plan de cuentas expedido por una autoridad competente. 
  • La agregación de registros contables posibilita la estructuración formal de unos libros contables y la preparación de un balance de comprobación. 
  • El balance de comprobación permite reconocer la relación de las cuentas con los elementos de la ecuación patrimonial, agruparlas en rubros y presentarlos en estructuras de estados financieros no clasificados. 
  • El conjunto de cuentas del balance de prueba agrupadas en rubros son direccionadas a diferentes casillas de un formato preestablecido de estados financieros clasificados para las necesidades específicas de un ente de supervisión y control 

La realidad muestra que estos pasos se pueden dar hoy en día sobre la contabilidad de manera automatizada y con ayuda de software especializados tanto en su captura, en su estructuración, como para su “auditoria”. Esto se debe a que la contabilidad de los negocios ha evolucionado al compás del desarrollo de la tecnología informática, del procesamiento de datos y de la generación de información. 

Ser competente para “auditar” los ciclos contables y los libros de los negocios no necesariamente implica competencias suficientes para prestar los servicios de aseguramiento que se demandan sobre la información financiera que debe divulgar una entidad reportante. 

Sin embargo, ya que los principios y las reglas basadas en principios se contextualizan dentro de la disciplina contable, es lógico pensar que las competencias para la contabilidad de los negocios sirven de estructura fundacional para el desempeño del contador en la contabilidad financiera y en los servicios de aseguramiento. 

La contabilidad financiera se enfoca y tiene como objetivo la preparación de estados financieros y no el diligenciamiento de los libros de la contabilidad comercial, por eso se llama contabilidad financiera. La contabilidad financiera suministra información financiera para toma de decisión, el instrumento para este propósito son los estados financieros de propósito general. 

En la contabilidad financiera hay dos momentos importantes: 

1. Uno cubierto por la contabilidad comercial de los negocios ya que esta posibilita el reconocimiento a partir de los saldos auditados del balance de prueba, o sea el reconocimiento de transacciones y eventos en los elementos de los estados financieros a través de la contabilidad de los negocios. 

2. Otro momento de mucha exigencia es cuando los reconocimientos y mediciones deben darse a partir del juicio de los responsables de la preparación, quienes a su vez deben basarse en principios de contabilidad y estándares de información financiera de general aceptación. 

Ahora bien, ¿qué servicio se le solicita realmente a un auditor con formación contable? Se le solicita una opinión sobre si la información financiera de un ente reportante es fiable para la toma de decisiones económicas, ya sea si está libre de fraude o error y si fue preparada de acuerdo a un conjunto de normas o estándares. La opinión debe expresarse también sobre lo adecuado del control interno que se ejerce sobre la preparación y presentación de información financiera y sobre su concordancia con el informe de gestión. El alcance del servicio contratado con el auditor se suele ampliar hacia la opinión sobre la eficiencia y eficacia de las operaciones (insumos y resultados medidos contablemente) y sobre el cumplimiento de distintos mandatos de las regulaciones. 

Hoy en día el auditor puede minimizar sus esfuerzos enfocándose en los resultados de una auditoría continua previamente implementada en el ente reportante, en la utilización de procedimientos analíticos y en pruebas sustantivas que se aconsejan en los estándares de auditoría con enfoque basado en riesgos. 

El relevo generacional –no por edad sino por actualización– en la Contaduría Pública ha puesto en evidencia una descontextualización en las competencias que debe acreditarse para prestar el cargo de revisor fiscal. 

Entonces el reto es acercarle al revisor fiscal la posibilidad de familiarizarse con la aplicación de mejores prácticas para procedimientos analíticos, de procesamiento de pruebas sustento documental y de anotaciones en medios electrónicos, y todo esto con la indispensable ayuda de las herramientas tecnológicas adecuadas. 

Por otra parte el estado del arte de los estándares de auditoría y de control interno deben obligar al Revisor Fiscal a perfilarse hacia la fiscalización del gobierno corporativo y consultar estándares de actuación en varias fuentes documentadas y de gran autoridad reconocida a nivel mundial: COSO, IFAC, AICPA, PCAOB, IIA… etc. entre otros. 

“Si a la Revisoría Fiscal hay que tocarla, para cumplir con los mandatos de la ley de convergencia hacia estándares internacionales entonces se tocará”

¿Te gusto?... Recibe todos los articulos de GlobaliConta en tu Email

"La capacidad, la competencia y la conducta al trabajar sobre información financiera global"

Que quiere leer?