-->

Últimos artículos de este Blog

¿Preguntas sobre Estándares de Información Financiera? Busca en Globaliconta usando Google ¿No lo encuentra? Pregúntele a Hernan Rodriguez
!!Muy pronto!! Asesorías para cursos de entrenamientos para certificación de competencias IFRS-US GAAP cel 301 707 7787

Encuentra un trabajo

Ofertas de empleo - Opcionempleo
-De interés especial-
Modulos Educativos IFRS-SME
2010/01/20

La Fundación IASC ha desarrollado 35 módulos de formación - uno para cada sección de las IFRS(NIIF) para las SME(PYME). Los módulos se pueden bajar sin costo alguno del sitio de la IASB. Descargar Material

Comparacion IFRS - SME y U.S. GAAP en formato Wiki
2010/01/20

El propósito de este Wiki es proporcionar una comparación completa y detallada de de Información Financiera para Pequeñas y Medianas Entidades ( IFRS SME;) de la IASB con los requisitos correspondientes de los principios contables generalmente aceptados Estados Unidos ( U.S GAAP). Visitar sitio

lunes, 10 de marzo de 2014

Introducción a la contabilidad IFRS (NIIF) para activos: de España hasta Colombia.

Qué fácil sería hacer contabilidad atendiendo a un puro método lógico deductivo por definición de activo. Qué fácil sería seguir con un sistema donde el común de los  contadores domina la técnica contable de registro a partir del precio pactado atendiendo al momento de la adquisición o por el valor de los bienes o servicios entregados a cambio. Qué fácil sería que los sistemas contables expertos en “precios de entrada” sigan ignorando la complejidad del registro de  los cambios de valor por cambios de los “precios de salida”. 

Sin embargo como lo fácil no es lo correcto, antes de aplicar IFRS (NIIF),  sería bueno resaltar la aplicación inadecuada del reglamento de la contabilidad (2649.49) que dice que inicialmente la medición es a costos históricos (costo de adquisición) y  que de acuerdo con las normas técnicas específicas, dicho valor debe ser ajustado al valor actual, al valor de realización o al valor presente.

Pero como hubo cumplimiento inadecuado del reglamento de la contabilidad, ahora nos toca mirar como complejo lo prescrito por IFRS (NIIF). IFRS (NIIF) usa para valuación de activos inmovilizados los costos históricos, teniendo como referencia los precios de adquisición o los costos de producción (precios de entrada);  pero también usa el  valor razonable por referencia a un valor fiable de mercado (precios de salida). Pero para los ajustes a los activos realizables aconseja hacer la prueba del valor neto realizable para los activos con características de realizables. Para los activos financieros hay una gran diversidad de tratamientos donde se pretende garantizar su valor de recuperación de acuerdo a la intención que se tenga con ellos. 

Además otra aparente complejidad de las IFRS (NIIF) es que incluye otras mediciones relacionadas con cada tipo de activo pero  para casos específicos: Valor actual, valor de uso, costo de venta, costo amortizado, costo de transacción, valor en libros, valor residual.

Lo coincidente como punto de partida es que tanto el reglamento de la contabilidad como IFRS (NIIF) permiten para efectos de análisis de impacto de alto nivel  hacer la clasificación de los activos  en inmovilizados, realizablesfinancieros.  

A continuación lo que dice de ellos el plan contable español.

“En el inmovilizado material se debe registrar para formar parte del precio de adquisición, el valor actual de las obligaciones derivadas del desmantelamiento, retiro o rehabilitación del lugar en el que se asienten los activos. La “provisión” que debe contabilizarse como contrapartida (cuenta correctora) del inmovilizado se actualizará cada año por el efecto financiero ocasionado por el descuento, sin perjuicio de la revisión del importe inicial que pueda traer causa de una nueva estimación del costo de dichos trabajos, o del tipo de descuento aplicado. En ambos casos, el ajuste motivará al inicio del ejercicio en que se produzca, tanto la revisión del valor del activo como de la provisión.

Hay que enfrentar el tratamiento para reparaciones mayores ya que en la fecha de adquisición, la empresa deberá estimar e identificar el importe de los costos necesarios para realizar la revisión del activo. Estos costos se amortizarán como un componente diferenciado del costo del activo hasta la fecha en que se realice la revisión, momento en que se tratará contablemente como una sustitución, dándose de baja cualquier importe pendiente de amortizar y se reconocerá el importe satisfecho por la reparación, que a su vez deberá amortizarse de forma sistemática hasta la siguiente revisión.

Se aclara la obligación de  capitalizar los gastos financieros incurridos por la adquisición o construcción de activos hasta la fecha en que estén en condiciones de entrar en funcionamiento, siempre y cuando los activos necesiten un periodo de tiempo superior a un año para estar en condiciones de uso.

Por lo que se refiere a la valoración posterior, no se introduce grandes cambios, ni en el criterio de valoración del inmovilizado material, ni en el criterio para registrar la amortización de los bienes, ni en la contabilización de los deterioros del valor. No obstante, se produce un desarrollo pormenorizado de las técnicas adecuadas para calcular las pérdidas de valor del activo. Es así como se introduce el concepto de unidad generadora de efectivo, definida como el grupo identificable más pequeño de activos que genera entradas de efectivo, sirviendo dicho concepto de base para calcular el deterioro del valor de ese grupo de activos, siempre y cuando no pueda calcularse el deterioro elemento a elemento.

Respecto al registro de los inmovilizados intangibles en el balance, se exige adicionalmente a los criterios de reconocimiento de todo activo (estar controlado por la empresa, cumplir los requisitos de probabilidad y gozar de una valoración fiable), que el activo sea identificable, por ser separable o por haber surgido de derechos legales o contractuales.

Un importante cambio es la aceptación de la existencia de los  inmovilizados intangibles con vida útil indefinida, los cuales no se amortizarán, sin perjuicio de que al comprobar que su valor se ha deteriorado, se registrará la correspondiente pérdida. Mención particular merece el Goodwill (fondo de comercio), que no será objeto de amortización, debiendo someterse, al menos anualmente, a un test de deterioro. En caso de que de esta comprobación se derive una corrección valorativa, ésta tendrá carácter irreversible, debiendo incluirse en la memoria determinada información del proceso de cálculo, en el que se deberá prestar especial cautela a que los fondos de comercio generados internamente por la empresa con posterioridad a la fecha de adquisición, no se activen de forma indirecta.

En cuanto a los activos realizables la principal novedad es la calificación de activos no corrientes y grupos enajenables de elementos mantenidos para la venta, y sí que constituye una novedad que para incluir un elemento del activo no corriente o un grupo enajenable de elementos patrimoniales en esta categoría, deberán cumplirse una serie requisitos enfocados a su disponibilidad inmediata y alta probabilidad de venta.

La principal consecuencia de esta nueva clasificación es que dichos activos no se amortizan. En cuanto a su presentación, deberán mostrarse en el balance dentro del activo corriente dado que su valor en libros se prevé recuperar a través de su enajenación y no mediante su uso en la actividad ordinaria de la empresa.

En cuanto a los activos financieros el principal cambio estriba en que se descontinua la valoración de los activos y pasivos financieros desde la perspectiva rendimiento fijo o variable, para tener en cuenta solamente la gestión desplegada por la empresa sobre estos elementos patrimoniales.

Es así como el conjunto de activos financieros se clasifica para facilitar su valoración en las carteras de: préstamos y partidas a cobrar (en la que se incluyen los clientes), inversiones mantenidas hasta el vencimiento, activos financieros mantenidos para negociar, otros activos financieros a valor razonable con cambios en la cuenta de pérdidas y ganancias, inversiones en el patrimonio de empresas del grupo, multigrupo y asociadas y activos financieros disponibles para la venta.”

La anterior justificación del plan de contabilidad de España hay que agregarle lo siguiente:

El control sobre los activos físicos (inmovilizados y realizables) no implica que sean activos financieros  por que no implica un derecho presente de recepción de efectivo u otro activo financiero. Lo mismo se predica de los gastos pagados por anticipado.


La medición de los activos financieros se hace por valor razonable o por costo amortizado. El costo amortizado se usa cuando el control sobre el activo financiero implica obtención de flujo de efectivos contractuales y pagos periódicos de parte del  principal e intereses. El deterioro se medirá comparando el valor en libro con el valor presente de los flujos de efectivo futuros.

¿Te gustó?... Recibe todos los articulos de GlobaliConta en tu Email

"La capacidad, la competencia y la conducta al trabajar sobre información financiera global"

Que quiere leer?