-->

Últimos artículos de este Blog

¿Preguntas sobre Estándares de Información Financiera? Busca en Globaliconta usando Google ¿No lo encuentra? Pregúntele a Hernan Rodriguez
!!Muy pronto!! Asesorías para cursos de entrenamientos para certificación de competencias IFRS-US GAAP cel 301 707 7787

Encuentra un trabajo

Ofertas de empleo - Opcionempleo
-De interés especial-
Modulos Educativos IFRS-SME
2010/01/20

La Fundación IASC ha desarrollado 35 módulos de formación - uno para cada sección de las IFRS(NIIF) para las SME(PYME). Los módulos se pueden bajar sin costo alguno del sitio de la IASB. Descargar Material

Comparacion IFRS - SME y U.S. GAAP en formato Wiki
2010/01/20

El propósito de este Wiki es proporcionar una comparación completa y detallada de de Información Financiera para Pequeñas y Medianas Entidades ( IFRS SME;) de la IASB con los requisitos correspondientes de los principios contables generalmente aceptados Estados Unidos ( U.S GAAP). Visitar sitio

lunes, 31 de mayo de 2010

Un nuevo juego de lenguaje para una nueva época de la Contaduría Publica Colombiana.

La información contable se estructura a nivel de cuentas y de agrupación de cuentas extrayendo los efectos financieros de las transacciones y eventos de los negocios de compraventa de bienes y servicios. Para llegar a esta representación de la realidad de los negocios no ha habido muchos cambios en los “juegos de lenguaje” contable desde los tiempos de la contabilidad medieval.
Aquí se privilegia la comprensión del manejo de libros de cuentas y la unidad de información es el libro del comerciante.
La llegada de los computadores hace de la disciplina contable una actividad no tan exigente para el contador profesional y le permite estar listo para el redimensionamiento de los campos de su desempeño profesional.
La evolución de los negocios, su globalización y financiarizacion hacen nacer otras estructuras de información para responder a las necesidades de toma de decisión para los inversionistas y sus agentes. Inversionistas y agentes de inversión que necesitan tomar decisiones en lapsos de tiempos cada vez más estrechos, y con menor acceso a la información en libros. Esta nueva realidad ha permitido estructurar la información contable a nivel de estados financieros, que son un resumen a nivel de cuentas pero con una clasificación que permite muchas relaciones matemáticas y lógicas. 
Información a nivel de cuentas o información a nivel de estados financieros se apoyan en un mismo “juego de lenguaje” donde los hechos atómicos que representan el estado de cosas hacen posible corregir los sinsentidos de los efectos financieros de las transacciones y eventos.
Actuaciones profesionales para Identificar, registrar, sumarizar e informar a nivel de cuentas y libros pierden pesos ante competencia y actuaciones para el reconocimiento, medición, valuación, presentación, revelación a nivel de elementos de estados financieros. Fiscalización a nivel de cuentas pierden efectividad ante el aseguramiento a nivel de estados financieros. 
El alejamiento agente- dueño y la vocación financiera de los ejecutivos de las grandes compañías han hecho mirar más hacia una figura para subsanar la desconfianza en esta lejanía: los estados financieros de propósito general. Este tipo de estados financieros necesitan también agentes de aseguramiento para que generen confianza en los lectores que no pueden tener acceso a la estructura de cuentas y sus soportes.
Cuando el mundo ha visto esta realidad se preocupa por tener un único conjunto de normas de información financiera de alta calidad y de aceptación mundial para la preparación de estados financieros de propósito general. 
En el sector privado se ve claramente la necesidad de esta norma única que partiendo de un marco conceptual posibilite la creación de reglas para la administración contable de los efectos financieros de las transacciones y eventos hacia la preparación de estados financieros de propósito general.
En el sector público cuya necesidad primordial es la de consolidar información para la evaluación de gestión y rendición de cuentas, no se ve clara la necesidad de normas que son hechas para la preparación de estados financieros de propósito general.
Posición problemática es la de los entes del sector privado pero que poseídos por entres del sector publico tienen algún tipo de responsabilidad en la cadena de suministro de estados financieros de propósito general.
Más problemático es el claro interés de los entes de supervisión, vigilancia y control por mantener el control prescriptivo sobre la dinámica contable para el registro de transacciones y eventos pero con normas que claramente son para la preparación de estados financieros de propósito general.
La “doctrina contable colombiana” para la preparación de estados financieros en sus inicios bebió de la fuente de las normativas de USA. En los cursos de entrenamientos para contadores colombianos bajo el patrocinio de la alianza para el progreso en los años 60, se produjo o se gestaron edición de libros para el estudio profesional de la contabilidad. Con el libro de Hargadon nos graduamos miles de contadores que después nos especializamos en Administración Financiera y Revisoría Fiscal. En estas especializaciones se comenzó a idealizar un modelo profesional propio y un rechazo sospechoso a todo lo que hablaba de internacional. Afortunadamente estos discursos pudieron encontrar apaciguamiento cuando se emprendieron los contratos de armonización en la CGN.
Para un gran número de profesionales esta “doctrina” serán solo palabras en las cuales no reconocen el sentido. Consecuentemente no podrán desempeñarse, ni desplegar conducta relacionada. Estos profesionales ni siguiera pueden ser actor pasivo de las discusiones técnicas ya que no comprenden, no pueden explicar y por consiguiente no pueden proponer. Para algunos el único refugio de su incapacidad es el insulto a quien ellos creen están moviendo un mundo construido por sus ídolos. 
Hoy cuando se necesitan estos dos modelos de información contable para cubrir las particularidades nacionales, nos encontramos en un azuzamiento hacia el canibalismo profesional donde no se permite la discusión técnica sino argumentación con falacia ad hominem, que no pretende argumentar sino atacar o descalificar al adversario. ¡Bienvenido Odiseo!

"La capacidad, la competencia y la conducta al trabajar sobre información financiera global" (yo)

Que quiere leer?