-->

Últimos artículos de este Blog

¿Preguntas sobre Estándares de Información Financiera? Busca en Globaliconta usando Google ¿No lo encuentra? Pregúntele a Hernan Rodriguez
!!Muy pronto!! Asesorías para cursos de entrenamientos para certificación de competencias IFRS-US GAAP cel 301 707 7787

Encuentra un trabajo

Ofertas de empleo - Opcionempleo
-De interés especial-
Modulos Educativos IFRS-SME
2010/01/20

La Fundación IASC ha desarrollado 35 módulos de formación - uno para cada sección de las IFRS(NIIF) para las SME(PYME). Los módulos se pueden bajar sin costo alguno del sitio de la IASB. Descargar Material

Comparacion IFRS - SME y U.S. GAAP en formato Wiki
2010/01/20

El propósito de este Wiki es proporcionar una comparación completa y detallada de de Información Financiera para Pequeñas y Medianas Entidades ( IFRS SME;) de la IASB con los requisitos correspondientes de los principios contables generalmente aceptados Estados Unidos ( U.S GAAP). Visitar sitio

martes, 3 de agosto de 2010

Colombia: Un proceso de convergencia bajo la influencia IASB-FASB y una profesión contable no homologada

Los procesos de convergencias hacia normas pueden ser convergencia activa de carácter dialógico-internacional, o convergencia pasiva de adoptantes-nacionales.
Los procesos de convergencia dialógicos suponen entidades internacionales emisoras de normas dispuestas a marchar hacia un único conjunto de normas de alta calidad de aceptación mundial. Los procesos de convergencia adoptante-nacional implican a un ente nacional especializado en emisión de normas constituido con participación amplia de los grupos de interés nacional, discutiendo bajo unos criterios claros un conjunto diferenciado de normas reconocidas como estándares internacionales de los cuales se espera la adopción de las que sean convenientes para el país.
En el caso internacional está el proceso de convergencia entre IASB y FASB, Europa y USA. Este proceso tiene un acuerdo que define las intenciones de la convergencia, unos proyectos específicos y un debido proceso. Hay otros procesos de convergencia como el de IASB – Japón, IASB y el mundo Islámico.
En Colombia se aprobó una ley dándole juego a los numerosos actores de la cadena de suministro de información financiera para que discutan una adopción selectiva de estándares internacionales que podría caber en la clasificación de convergencia adoptante-nacional. Es claro que el ente a liderar este proceso debería ser un nuevo Consejo Técnico con una integración plural que conjuntamente con otros entes gubernamentales, gremiales, académicos, industriales, empresariales propondrían las adopciones ya sean selectivas o integrales. Las propuestas de negación o aceptación así como los borradores de normas que salgan de este proceso tendrán necesariamente que ser sustentada con rigor más técnico que doctrinal.
Ahora bien, en Colombia hay dos corrientes de pensamientos claramente diferenciada y de ambiente altamente polarizado. Una es la que aboga por la consideración de las particularidades nacionales de tipo cultural, económica y social y por consiguiente rechazan todos los modelos de concepción cultural diferente a nuestros orígenes latinos. Otra corriente aboga por la adopción de las normas internacionales hacia las cuales se inclina la balanza de la opinión internacional y por consiguiente están de acuerdo con la normatividad financiariada.
Siendo estas dos concepciones fruto de las influencias geopolíticas y de las fuertes confrontaciones contenido ideológico que todavía subsisten en Colombia, seguirán prevaleciendo sobre cualquier intención para discutir la normatividad técnico-científica. Entonces necesitaremos primero que se dé una primera convergencia hacia un conjunto de doctrinas, saberes, y prácticas selectivas que le den legitimidad a lo que muchos llaman "nuestra particular realidad nacional". Esta realidad nacional deben dejar de ser fuente de avivamientos emocionales y de discusiones pasionales en el campo epistémico, y deben materializarse en la instrumentalización para el campo de la regulación y de la actuación en la cadena de suministro de información financiera.
Mientras se logra lo anterior podríamos empezar una discusión hacia la convergencia normativa de lo que pueda ser sujeto de discusión técnica. Temas ya existentes en nuestros reglamentos que fueron debidamente armonizados con normas internacionales podrían ser objeto de validación, actualización y confirmación rápida. Temas de prácticas contables globales como reconocimiento de ingresos, combinación de negocios, tratamiento a la conversión a monedas extranjeras, reportes por segmentos de negocios y otros muchos deberían aprobarse sin mucha discusión. Algunos temas que tiene que ver con valuación de activos y pasivos financieros, intangibles, instrumentos negociables y otros intereses particulares, así como el caso del tratamiento a los impuestos podrían tener un debate político primero.
Por otro lado hay que colocar y afinar el blanco. Debemos a apuntar hacia el seguimiento de la convergencia IASB-IFRS, hacia la realidad de una IFRS europea; y hacia el sentimiento de abandono que se está a apoderando de la opinión especializada en USA por una posible desaparición de unos US GAAP fuertemente enraizado e incrustada en la presencia hegemónica.
También debemos considerar en nuestra discusión la influencia y el manoseo de los políticos claramente demostrados con ocasión de la crisis financiera, que dejaron a la IASB y a la FASB con imagen notoriamente debilitada ante los grupos de interés de la cadena de suministro de la información financiera, especialmente los bancos. Esta situación ha llevado al nacimiento de unos grupos de interés organizados como grupos de apoyo para el establecimiento de normas. El espíritu de independencia de los emisores de normas parece secuestrado y su aspiraciones a la convergencia de normas bastante estancada.
A la anterior realidad externa se le une la realidad interna donde reina la confusión empezando por los términos empleados convergencia, aseguramiento, auditoria, revisoría, normas contables, normas de información financiera, auditoría integral, auditoría financiera, revisoría fiscal o fiscalidad societaria. Esta realidad nos golpea más fuertemente porque no tenemos claramente diferenciado el perfil profesional en cuanto las competencias para la gestión contable, la preparación de información financiera, auditoria y revisoría fiscal.
Contadores Públicos sin medición ni evaluación de Idoneidad, academia con tímidas verificaciones de condiciones de calidad, gremios y líderes empecinados en los discursos polarizantes, escasez de medios para el debate crítico y una política de exclusión autoimpuesta amenazan más a la profesión que las continuas alertas sobre intenciones de daño a la profesión.
A diferencia del Contador Público internacional más perfilado en el cumplimiento de divulgación, de revelación de información financiera y de su aseguramiento, el promedio del contador colombiano no prepara en promedio más de un conjunto de estados financieros de propósitos generales al año. La preparación de estados financieros en Colombia no cumple con el rigor de presentación y divulgación de los estados financieros de propósitos generales a que son sometidos los que se envían a las autoridades de vigilancia y control del mercado de capital. La auditoría a nivel de estados financieros se somete a toda su pulcritud normativa cuando es solicitada a nivel internacional o cando es solicitada por un ente administrativo y de vigilancia y control del estado, limitándose el resto a unas comprobaciones analíticas, de agregación, de chequeos de ciclos contables y de adecuado registro en libros.. 
La fiscalidad societaria en cabeza de la Revisoría Fiscal, modelo igual al que maneja el Síndico y Comisario societario de otros países latinoamericanos, no ha sido adecuadamente ilustrada a los contadores practicantes que algunas veces la confunden con Auditoria y cierran su actuación profesional con una Opinión a los estados financieros y unas firmas decorosamente repartidas en testimonios varios. Las normas para la auditoria del control interno, del cumplimiento y de la gestión podrían servir de guía para una normatividad única para la interventoría de cuenta que supone la fiscalidad societaria que se le pide al Revisor Fiscal colombiano.
En este último aspecto no hemos podido diferenciar que en el contexto de la fiscalización la cuenta es la unidad mínima para el informe de una gestión que necesita ser fenecida y revisada. La cuenta aquí no se refiere precisamente a la cuenta contable representada en una té con dinámica débito y crédito para ser insertada en ecuación patrimonial. La cuenta en fiscalidad es todo lo que tiene que ver con el informe de gestión societario incluido los estados financieros y sus revelaciones. La auditoría continua es entonces intrínseca a la fiscalidad societaria, más precisamente una técnica adecuada para la interventoría de cuenta.
El quehacer del contador está muy influenciado por las exigencias de cumplimiento tributario de la información contable, que le imponen la tarea de darle la dimensión adecuada a la información para que sea aceptada su declaración tributaria. La preparación de la información financiera se divorcia de las exigencias del estatuto tributario y nace la actividad de preparación de declaraciones de impuestos. Así Colombia se pone a tono con las prácticas dominantes en otros países donde la preparación de declaraciones de impuestos está dominada por grandes firmas que franquician sectores de las grandes ciudades a preparadores certificados por ellas.
Le tocaría el turno a la tecnología de información y comunicación a usar en el ambiente de la cadena de suministro de la información financiera y en el aseguramiento con auditoria continua. Algunos actores de nuestra realidad claman por la utilización del XBRL y otros metalenguajes para la representación y comunicación de la información financiera. En esta área de interés se conjuga lo bueno con lo necesario, siendo necesario que el contador aprenda a ser efectivo independiente de la TIC utilizada. 
Todos estos puntos producto de mi experiencia y de mi reflexión constante los coloco a la disposición de mis colegas contadores para orientar una discusión que nos acerque más como practicantes, académicos, tratadistas y epistemólogos de una profesión que proyecta su misión hacia la emisión de opinión sobre la realidad económica de los entes económicos y da elementos para calificar su justicia. 


"La capacidad, la competencia y la conducta al trabajar sobre información financiera global"

Que quiere leer?